Nutrientes para la salud ocular


El ojo es uno de los órganos más complejo del organismo. En el cuidado de la salud ocular son fundamentales una serie de nutrientes específicos que actúen como tónicos oculares y circulatorios, estabilizadores del colágeno y antioxidantes.

 

Entre los nutrientes y otros componentes que se encuentren en el tejido ocular, destacan los caretenoides luteína y zeaxantina, las vitaminas E y C y algunos ácidos grasos poliinsaturados.

 

La retina es muy susceptible al estrés oxidativo ya que contiene una gran cantidad de AGP y es una zona con elevada exposición a la luz en la que existen procesos de fagocitosis (en el epitelio pigmentario) y hay una elevada actividad metabólica por su elevada vascularización.

 

La Grosella Negra (Ribes nigrum) contiene una variedad de sustancias activas que pueden ser beneficiosas para nuestros ojos.

 


 

Los carotenos luteína y zeaxantina son conocidos antioxidantes para la retina.

La luteína tiene propiedades antioxidantes ayudando, por ello, a proteger a nuestro organismo del ataque de los radicales libres.

 

 La luteína funciona como un filtro solar natural ubicado en el fondo del ojo. Por eso, protege la vista de los efectos dañinos del sol y previene la pérdida visual que suele producirse naturalmente con el paso del tiempo.

 

El betacaroteno es un precursor de la rodopsina, un pigmento de la retina que es importante en la percepción de la luz.

 

Y, por supuesto, los bioflavonoides, antocianinas y vitamina C, que protegen los pequeños 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies